-50% en productos seleccionados

Promoción válida hasta el 24.06.2024 La promoción acaba en:
0
h.
0
min.
0
seg.

Estilo escandinavo moderno e interiores estilo escandinavo

El estilo escandinavo es uno de los estilos de interior más populares. Convence por su sencillez, funcionalidad y modernidad. A los decoradores les encanta especialmente por el perfecto equilibrio que mantiene entre el minimalismo y la comodidad. La corriente saca una fuerte inspiración de la naturaleza, es decir, de lo sencillo y lo austero. Los materiales rústicos, los colores naturales y los muebles de líneas simples hacen que el interior nórdico combine a la perfección con otros estilos decorativos. Por tanto, es fácil adaptar el aspecto final de la vivienda a unas necesidades y preferencias específicas.

Las habitaciones escandinavas son espaciosas y llenas de luz natural. Las ventanas deben ser amplias y se cubren solo por unos visillos ligeros y aireados para acentuar el carácter depurado de la estancia. Los materiales naturales, como la madera, la piedra y el lino, nos evocan un aspecto crudo y orgánico, mientras que los muebles sencillos son estéticamente agradables, cómodos y funcionales. Estas características hacen que los interiores estilo escandinavo sean versátiles y atemporales.

Salón estilo escandinavo

El salón escandinavo es sinónimo de funcionalidad y comodidad. A la hora de decorar el espacio, vale la pena inclinarse hacia los colores claros, que amplían ópticamente e iluminan el interior. El color por defecto es el blanco clásico, pero los tonos grises y beige también funcionan muy bien. Para animar un poco el ambiente, también se pueden usar los colores pastel o unos accesorios coloridos que le darán carácter moderno a la decoración.

Cuando estés amueblando, busca mobiliario práctico y fabricado con materiales naturales. Así, un sofá multifuncional de alta calidad será un punto focal, al igual que unos sillones tapizados, que no solo creán un nuevo ambiente de relajación, sino que también introducirán un carácter acogedor en la habitación.

El ambiente escandinavo debe acentuarse con accesorios originales. Así pues, unos cojines decorativos con motivos geométricos, mantas suaves, espejos o cuadros escandinavos con motivos botánicos serán una buena elección. El salón de estilo escandinavo también debe estar bien iluminado. Las lámparas de diseño y minimalistas hechas de metal serán muy útiles para ambientar el espacio.

Dormitorio estilo escandinavo

El dormitorio escandinavo es un espacio que irradia calma y sugiere descanso y relax. Cuando estés organizando esta habitación, es conveniente que prestes especial attención a la cama. Como éste es el elemento más importante del dormitorio, lo ideal es optar por una sólida cama de madera clara de alta calidad, que sea muy sencilla en su diseño, aunque un cabecero decorativo es bienvenido. Tal mueble realzará a la perfección el carácter natural del espacio.

Otro aspecto importante del dormitorio es la sensación de intimidad. Por eso, es bueno pensar en los accesorios de decoración que hacen que el tiempo pasado en esta habitación resulte más agradable. La elección segura es la de optar por ropa de cama monocromática de materiales naturales. La complementos con una colcha suave y con un gran número de cojines decorativos. En las ventanas, colgamos cortinas delicadas y visillos transparentes y en las estanterías colocamos un par de velas decorativas que proporcionarán un ambiente único. El dormitorio escandinavo quedará bonito, cuando lo decoremos con espejos que lo amplíen e iluminen, y plantas verdes que nos aporten frescura.

Cocina escandinava

La madera es un elemento propio de la tendencia escandinava. En la cocina de estilo escandinavo la utilizamos en suelos, encimeras y mobiliario. Este material orgánico quedará genial con paredes de colores neutros claros. Emparejado con el ladrillo blanco, puede crear un efecto refrescante y constituir una decoración perfecta para toda la habitación. Alternativamente, en lugar del ladrillo real, se pueden utilizar murales que imitan dicho material, p.ej. el fotomural White stone.

La madera y el ladrillo blanco los combinamos con muebles de cocina blancos y sencillos, que además de un aspecto sumamente estético, son muy funcionales. Lo mejor es optar por frentes lisos, de líneas rectas y sin elementos decorativos innecesarios. La forma de los armarios debe adaptarse al tamaño del interior y a las necesidades propias. En el caso de cocinas pequeñas, la solución por defecto es una cocina lineal con muebles de una sola fila que llegan hasta el techo, en espacios más grandes es posible optar por una isla que proporciona un espacio de trabajo adicional.

¿Sabías que...?

El estilo escandinavo fue creado por artistas de Finlandia y Dinamarca, en la década de 1930. Creando muebles y accesorios, se basaban en principios de sencillez y modernidad, pero lo que pretendian conseguir sobre todo, eran productos funcionales, asequibles y refinados en cada detalle. Hoy en día, el estilo escandinavo sigue evolucionando para satisfacer las demandas de la sociedad moderna. Entre las tendencias que llegaron a diferenciarse de la corriente principal, podemos encontrar el estilo dark nordic, el scandi chic y el scandi boho.

Baño estilo escandinavo

La decoración estilo escandinavo en el baño se distingue por la espaciosidad y una paleta de colores clara. En las paredes dominan la cerámica blanca y los espejos grandes. Uno de los elementos más importantes es la iluminación, a ser posible natural. Si el interior no cuenta con ventanas, conviene colocar lámparas de diseño que lo iluminen con su resplandor. Son propias de esta tendencia tanto la iluminación central como las lámparas de pared o colgantes sobre el lavabo.

El blanco de las paredes puede combinarse con azulejos decorativos que crearán un bonito mosaico de motivos geométricos, o con decoraciones de pared en forma de cuadros y gráficos minimalistas. Para mantener la armonía, el número de muebles y accesorios debe reducirse al mínimo. Opta por grifería clara, y que sea un elemento decorativo en sí misma. Tanto una ducha sencilla como una bañera independiente van a resultar perfectas.

Los interiores de estilo escandinavo se pueden embellecer con toques de un color más oscuro para crear un atractivo contraste. Los acentos oscuros pueden aparecer, por ejemplo, en marcos de espejos o paredes de ducha.

Estilo escandinavo moderno

La decoración estilo escandinavo se acentúa con estampados y accesorios apropiados. Entre los diseños, destacan los temas florales de estilo geométrico, al igual que los motivos animales. Se ven estupendamente también los cuadros sencillos y básicos en forma de bocetos, así como los distintos tipos de composiciones de letras. La clásica combinación de colores blanco y negro es también un elemento importante en los motivos gráficos. Este contraste anima eficazmente los interiores escandinavos.

Los ornamentos y los patrones se pueden utilizar por todas partes. Sin embargo, lucen mejor en fundas decorativas para cojines, platos de cerámica, cortinas, mantas o colchas. Una solución tan atrevida como vistosa es elegir un papel pintado escandinavo, que se convertirá en el punto focal de cualquier espacio de estilo nórdico. Si te decides por empapelar, debes pensar muy bien en los demás elementos decorativos del interior, ya que un espacio excesivamente saturado de recursos resulta ser inquietante y caótico. En cambio, la combinación equilibrada de colores, texturas y estampados hará que una habitación de estilo escandinavo resulte armoniosa y acogedora.

El estilo escandinavo para el hogar es una propuesta para aquellos que aprecian el minimalismo y el aspecto natural. Los colores relajantes, los muebles de madera y los accesorios decorativos de diseño son una buena opción para un espacio sereno donde relajarse. Los interiores escandinavos, además de su valor estético, también pueden presumir de un alto grado de funcionalidad e innovación.