-50% en productos seleccionados

Promoción válida hasta el 27.05.2024

Estilo art déco y los bellos interiores art déco en nuestras casas

El estilo art déco nos transporta a los años 20 del sigo XX y al mundo de "El gran Gatsby". Su diseño extremadamente refinado, artístico y sofisticado ha robado los corazones de muchos, especialmente de los amantes del Art Nouveau y el rococó. Los interiores decorados al estilo art déco poseen un carácter altamente decorativo y están llenos de ornamentos, antigüedades, materiales lujosos y toques brillantes. No hay que olvidar la variedad de texturas, materiales y tonos. Los conceptos estéticos esenciales que dominan los interiores art déco son las formas geométricas, los ángulos agudos y los motivos ornamentales, que a menudo aparecen en el papel pintado.

Un piso art déco también se caracteriza por la presencia de líneas elegantes, colores expresivos y materiales de calidad: madera barnizada, mármol o cristal. A menudo los interiores se adornan con lujosas decoraciones de marfil y perlas. El uso de este tipo de objetos hace que un interior se vea sofisticado y, al mismo tiempo, aporta distinción.

Salón art déco

Un salón decorado al estilo art déco impresiona por su refinada elegancia. Sobre todo, no deben faltar los materiales de alta calidad. En los suelos, es aconsejable utilizar madera, a ser posible instalar el suelo de espiga. Además, añadir una alfombra con motivos geométricos para dar al espacio un aire acogedor.

A la hora de diseñar un salón art déco, lo mejor es elegir colores claros y pastel que proporcionen un fondo perfecto para los muebles y los accesorios. Conviene contraponer un color más fuerte con los tonos apagados, por ejemplo: en una de las paredes. Un burdeos intenso o un verde botella serán sugerencias interesantes. En el salón art déco, no pueden faltar los característicos papeles pintados con motivos florales o geométricos. El ambiente de los años 20 se verá sin duda realzado por tales patrones como Decorative Roses o por papeles pintados de estética industrial. El salón también debe contar con un sofá grande de líneas curvas en colores fuertes y distintivos. El material también resulta importante en este caso: la mejor opción es el terciopelo que dará al interior un aspecto lujoso, pero muy acogedor.

Dormitorio art déco

El principal elemento de cualquier dormitorio es la cama. Al elegir el mobiliario, puedes decantarte por un modelo sólido, de estilo colonial, o por un diseño más romántico, como una cama de madera con patas talladas. Sin embargo, la parte más destacable del mueble será el cabecero: es el detalle que marca el estilo art déco en el dormitorio. Lo ideal es utilizar un cabecero tapizado y acolchado en formas geométricas. En las habitaciones grandes, también se pueden colocar sillones o sillas con diseño de concha y tocadores con espejo, ya que se encuentran entre los muebles más característicos de los años veinte.

El mobiliario de un dormitorio art déco debe completarse con accesorios elegantes. La primera opción es un espejo grande con marco decorativo, que amplía visualmente el espacio. También se pueden introducir las lámparas características y los apliques de pared para crear una iluminación atmosférica. Entre los accesorios, destacan también los cuadros art nouveau, que complementarán la decoración art déco y realzarán el ambiente como ningún otro elemento decorativo.

Cocina art déco

En una cocina art déco reinan los materiales de calidad. Se trata principalmente de madera cara y de mármol. Si la habitación también cuenta con la zona de comedor, es conveniente utilizar piel natural en el tapizado de las sillas, ya que armonizará a la perfección con los materiales mencionados.

Otro elemento importante de una cocina art déco es el diseño del mobiliario. Lo mejor es que los muebles aparenten macizos y pesados y tengan un acabado brillante. La luz que refleja el acabado de alto brillo va a iluminar el espacio, haciéndolo parecer más grande y lujoso. Es bueno que los muebles cuenten con formas geométricas: pueden ser armarios de elementos haxagonales, así como armarios arqueados. La grifería también cumple una función decorativa. Opta por accessorios dorados o cobrizos, que encajarán perfectamente en el ambiente de una cocina inspirada en los años veinte. Las decoracciones de pared aportarán un valor estético añadido al interior. Los pósteres metálicos son una propuesta interesante, ya que hacen juego con la grifería y con los detalles dorados en los muebles.

¿Sabías que...?

El estilo art déco bebe de muchas tendencias artísticas de las épocas anteriores. El impulso para buscar objetos antiguos fue el hallazgo en 1922 de la tumba de Tutankamón, en la que se descubrieron numerosos tesoros y pinturas ricamente decoradas. Estos artefactos llegaron a ser una auténtica fuente de inspiración para los artistas, que trataron de transferir su estética a casi todos los objetos cotidianos. Su influencia se veía reflejada en la joyería, pero era especialmente visible en el diseño de interiores, que llegó a conocerse como art déco.

Baño art déco

Un cuarto de baño art déco es un espacio que requiere mucho esmero. Aportar una atmósfera específica a una habitación tan pequeña no es tarea fácil. Se necesita un excelente talento para organizar el espacio, además del sentido estético.

El estilo art déco resultará especialmente impresionante en un cuarto de baño espacioso, pero los interiores pequeños también admiten muy bien los elementos típicos de esta tendencia. Una de las ideas esenciales de un cuarto de baño art déco es la pared estampada, que se consigue utilizando azulejos hexagonales o montando un mural resistente a la humedad. Procure que la pared tenga motivos geométricos que armonicen con la estética interior del cuarto de baño. En este tipo de espacios, un mobiliario sencillo de materiales de alta calidad y una combinación del color dorado con el negro también funcionarán de maravilla. Los contrastes fuertes y un gran espejo con un marco ornamentado, a ser posible dorado, son imprescindibles en un cuarto de baño art déco.

Estilo art déco moderno

El estilo art déco es para las personas que aprecian los detalles de calidad únicos y los interiores de carácter lujoso y refinado. Ahora bien, decorando un apartamento moderno en este estilo, no hay por qué recurrir a las soluciones anticuadas. Semejante práctica podría tener el efecto opuesto. Las características de la tendencia art déco pueden obtenerse también con unas ideas algo más modernas. Con unos pocos complementos de decoración exclusivos, puedes crear una sensación de lujo y armonía en tu espacio. La tapicería en terciopelo, las decoraciones de pared de motivos geométricos y los colores saturados, como el verde botella o el rosa, te permiten obtener un vistoso resultado en un piso art déco moderno. Además, en el interior no pueden faltar elementos dorados, p. ej. en forma de marcos de cuadros, cajas elegantes o lámparas. No olvides las cortinas largas y espesas, especialmente importantes en el salón y el dormitorio.

El estilo art déco es todo acerca de la elegancia, el lujo, la simetría y la armonía. El uso de materiales de calidad, motivos geométricos y una atención al detalle excepcional resultan en un interior visualmente atractivo y estupendo. Es un espacio que va a enamorar a los amantes del arte y del buen gusto.