-50% en productos seleccionados

Promoción válida hasta el 22.07.2024

Estilo boho, interiores boho y accesorios estilo boho

Los interiores del estilo boho son intrigantes, casuales y despreocupados. Llenos de colores cálidos, resultan una auténtica delicia para la vista. El estilo boho comenzó ya en el siglo XIX en Francia. Su nombre proviene de la palabra "la boheme", más en concreto, del movimiento artístico bohemio de París que perseguía vivir según sus propias, bastante livianas, reglas. La filosofía de esos espíritus libres favorecía una vida desenfrenada y alegre a la vez que rechazaba las estrictas normas de la existencia. La característica distintiva de los bohemios parisienses era la comunidad: la importancia de pasar tiempo juntos y crear arte la oponían al materialismo y la convención.

Este enfoque relajado hacia la vida y sus encantos es evidente en los interiores boho. La creación de un desorden artístico controlado hace que tales espacios sean únicos y muy acogedores. Los diseños interiores inspirados en la bohemia parisina funcionan tanto en apartamentos pequeños como en casas espaciosas.

Dormitorio boho

El dormitorio estilo boho será perfecto para quienes adoran rodearse de plantas y materiales rústicos. Es un espacio que crea las condiciones ideales para una relajación absoluta. Para ambientar un espacio realmente acogedor, atmosférico y lleno de ambiente, lo primero en lo que hay que centrarse es en la combinación de colores adecuada. Los interiores boho toman la inspiración de la naturaleza, por lo que más vale usar los colores que se asocian con ella de forma inequívoca. En un dormitorio boho no pueden faltar los tonos de beige, marrón y blanco.

El elemento principal de un dormitorio boho es la cama. Más vale optar por un mueble sencillo de madera con cabecero calado. La opción para románticos es una cama con dosel que dará al espacio un toque delicado. En los dormitorios boho tampoco pueden faltar lámparas de bambú, cestas de ratán con plantas verdes en maceta, así como diversos adornos de pared como: macramé, atrapasueños o cuadros boho en tonos naturales.

Salón boho

En un salón boho, al igual que en un dormitorio, deben predominar los colores naturales. La pieza decorativa que lucirá genial en este espacio es un papel pintado que imite el ladrillo blanco. Los accesorios como macramé o espejos en marcos de mimbre también son una buena elección para las paredes.

A la hora de elegir los muebles para un salón boho, es recomendable renunciar a los que son pesados y macizos a favor de algunos más ligeros. Recomendamos elegir muebles que aporten delicadeza al espacio y combinen a la perfección con el ambiente natural del interior. Una apuesta segura será una mecedora o un columpio, que enfatizarán el carácter vacacional y despreocupado del espacio.

El punto focal de la sala de estar boho es un sofá grande y cómodo en un tono claro, así como una mesita de madera con anillos y grietas internas visibles. La composición puede complementarse con accesorios característicos: plantas verdes en macetas, así como ramos de hierbas y flores secas. Las plantas vivas pueden colocarse en cestas de hierba marina o jardineras de mimbre. Asimismo, vale la pena decorar con fundas de almohadas, mantas con flecos, cortinas livianas y lámparas de bambú. Un acierto serán también los carteles decorativos que hagan referencia al estilo boho, por ejemplo el poster Stone silence o Plume Of Dreams.

Cocina boho

En una cocina decorada del estilo boho se goza de una atmósfera amable y familiar. El cáracter acogedor queda subrayado, por todas partes, por colores cálidos y materiales naturales. En cuanto a los muebles, optemos por los hechos de madera y con un alto grado de funcionalidad. En un espacio de este estilo, quedarán perfectos tanto unas formas simples como p.ej. unos frentes chapados de madera. Una gran mesa familiar y sillas con cojines a juego, hechos de mimbre, ratán o bambú, también son imprescindibles para una cocina boho. Sobre la zona de comer colgamos unas grandes lámparas de materiales naturales, y en las ventanas: unas delicadas cortinas o visillos de lino.

En una cocina así no pueden faltar los accesorios estilo boho seleccionados con esmero. Aparte de piezas textiles hechas de fibras naturales, unas cestas de mimbre para guardar accesorios, unos recipientes y accesorios de cocina de madera, así como las hierbas en macetas de barro serán perfectos para ambientar el espacio. En las paredes colguemos cuadros y macramé en tonalidades boho, mientras que sobre la mesa colocamos jarrones de cerámica con flores secas.

¿Sabías que...?

El boho resulta uno de los estilos más ecológicos. Por tanto, conviene asegurarse de que la mayoría de los accesorios elegidos para el interior estén fabricados con materiales naturales y no afecten al medio ambiente. Como el estilo boho se origina en un movimiento artístico, más bien extravagante, complementos de artesanía de todo tipo serán muy bienvenidos. Con ellos, un interior boho se vuelve no solo acogedor, sino también muy personal. Sin duda, este estilo gustará tanto a los amantes de la naturaleza, como a los espíritus libres y artísticos.

Baño boho

La decoración boho funciona de maravilla no solo en habitaciones acogedoras y salas de estar representativas. También se verá genial en baños. Con un diseño adecuado del espacio, mientras te das tu baño nocturno, ¡podrás gozar de un ambiente verdaderamente exótico!

Los baños boho están llenos de diversos elementos decorativos que ocupan absolutamente todos los espacios de los mismos. Sin embargo, las piezas deben organizarse con sensatez para no introducir un caos innecesario en el interior. Si tu intención es lograr un carácter natural de la habitación, vale la pena utilizar azulejos que imiten la madera natural y combinarlos con muebles de mimbre. A la hora de elegir grifería, lo mejor es optar por colores cálidos, como el dorado o el latón. El último paso es ambientar el baño boho con alfombras de yute, cortinas ligeras, plantas y cestas trenzadas donde guardar toallas o productos cosméticos. Y no nos olvidemos de un gran espejo con marcos dorados o de mimbre.

Accesorios estilo boho

El estilo boho es lo contrario del minimalismo. No es de extrañar, entonces, que en el mercado haya una gran diversidad de accesorios que resaltan bastante bien el carácter natural que busca esta tendencia. El factor clave a tener en cuenta son los materiales: deben ser naturales y, por lo tanto, ecológicos. Destacan, sobre todo, algas marinas, lino, algodón, sisal, mimbre y cuerda de cáñamo.

Los accesorios como: cojines decorativos con flecos, colchas suaves y alfombras de cuerda son absolutamente imprescindibles. También son típicas de este estilo las decoraciones realizadas con la técnica del macramé, es decir, trenzadas solo con las manos. Se trata principalmente de varios adornos de pared, así como de puestos de flores colgados del techo, en los cuales las plantas como epipremnum o rosario de corazones se verán genial. Entre los accesorios boho, también se pueden distinguir espejos redondos en marcos decorativos, canastos y cestas y posteres boho. Por último, las hierbas de pampa colocadas en un jarrón de cerámica le darán un acento de impacto al interior.

Boho es un estilo de decoración de interiores que sin duda conquistará los corazones de los espíritus libres y románticos. Es una solución que te permite jugar constantemente con la forma y expresarte a través de la estética del espacio. La falta de reglas rígidas brinda libertad total para crear decoración única y personalizada.