Estilo moderno de interiores: soluciones destinadas a los amantes del modernismo

Los interiores modernos son sumamente estéticos pero, sobre todo, funcionales. Para ello, se pone especial hincapié en la más práctica disposición y el máximo uso del espacio. La decoración juega un papel secundario, lo que no significa que sea irrelevante. Todo lo contrario, en los interiores modernos se pueden encontrar varios elementos que, además de ser funcionales, cautivan con su aspecto impresionante.

Los interiores de estilo moderno son espaciosos y bastante minimalistas. Quien busca ornamentación exagerada y objetos decorativos excesivos, busca en vano. En las viviendas predominan las formas sencillas que, sin embargo, destacan por su aspecto atractivo. Esto resulta especialmente evidente en los muebles, que suelen ser pequeñas obras de arte. En el interiorismo moderno también priman los materiales de buena calidad: madera, acero cromado, cristal o cuero, que confieren elegancia y lujo a las habitaciones.

Salón moderno

A la hora de amueblar un salón de estilo moderno, lo primero que hay que tener en cuenta es la composición de colores. En la decoración interior moderna deben reinar los colores tranquilos y clásicos. Por tanto, se puede optar por el blanco, el gris o varios tonos de beige. El negro y unos toques de oro o cobre aquí y allá también resultarán interesantes.

El elemento más importante del salón es el mobiliario. Los interiores modernistas favorecen la geometría, por lo que lo ideal es elegir unos modelos de formas geométricas. Deben caracterizarse por su diseño cuidado, proporciones adecuadas, así como por el uso de materiales y acabados nobles. Al elegir los muebles, conviene centrarse en los asientos redondeados, las estanterías sencillas y las mesas de centro originales, que desempeñan un papel muy importante en los interiores modernos.

Un salón moderno debe estar bien iluminado, o sea, contar tanto con la iluminación central como con fuentes de luz repartidas por la estancia, por ejemplo, en forma de lámparas colgantes o de pie. Todo el conjunto debe acentuarse mediante el uso de decoraciones refinadas: espejos o cuadros modernos.

Dormitorio moderno

El dormitorio decorado en estilo moderno es un espacio que nos deleita con su estética, funcionalidad y por lo acogedor que se siente. Facilita un descanso confortable, lo que sin duda se debe a su discreta gama de colores y a su forma depurada. Las soluciones innovadoras y la tecnología moderna crearán un espacio perfectamente adaptado a las necesidades de los habitantes de la casa.

El dormitorio moderno es cómodo, ligero y espacioso. Todo lo llenan los colores neutrales y materiales de alta calidad. Los colores, claros y básicos, introducen una atmósfera serena en el interior y lo hacen parecer más grande.

El principal elemento en cada dormitorio es la cama. Lo más importante es que brinde al usuario una gran comodidad, tanto a la hora de descansar, como a la hora de moverse por la habitación. La cama solo debe ser lo suficientemente grande para permitir el uso libre de la estancia. En cuanto al diseño del mueble en sí, las camas tapizadas con un cabecero alto de una forma sencilla y geométrica son las que mejor funcionan.

modern style

Cuadro "Atardecer frío"

Baño moderno

El cuarto de baño es el espacio interior donde más importa la funcionalidad. Una disposición bien concebida permite que pueda utilizarse fácilmente la estancia y que pueda convertirse en un agradable lugar de descanso, después de un día duro. El cuarto de baño moderno, como las demás estancias, debe ser despejado y luminoso. Lo ideal es que tenga acceso a la luz natural y también esté bien iluminado con luz artificial.


Si quieres crear un cuarto de baño moderno, es muy importante planificar bien su distribución. Cuando el espacio lo permite, puedes separar tres zonas: zona de aseo, zona de relajación y belleza y zona de baño. Cada uno de ellas debe contener solo lo imprescindible. El mobiliario debe ser minimalista. Apuesta por colores clásicos: blanco, negro y tonos grises, así como por materiales de alta calidad. La madera y la piedra natural, como el mármol o el granito, serán perfectas. Con el baño moderno va muy bien una grifería de forma rectangular, que acentuará a la perfección la pureza estética del espacio. Otra solución recomendable es utilizar una ducha a ras de suelo o una bañera independiente de forma oval.

¿Sabías que...?

El estilo moderno está muy vinculado al modernismo, una corriente artística cuyo objetivo era simplificar al máximo tanto la construcción como la decoración interior. Sus creadores proclamaron la supremacía de la sencillez y la funcionalidad, se opusieron al decorativismo, cuestionando todos los principios tradicionales del diseño de interiores. Así, combinaban estancias antes separadas en un único espacio abierto, donde las zonas se definían por la luz o el uso de materiales distintos.

Cocina moderna

Uno de los rasgos distintivos de una cocina moderna es su integración en el salón. El espacio abierto ofrece las condiciones ideales para crear un conjunto coherente y armonioso. La distinción entre el salón y la cocina es bastante difusa, lo que hace que el interior parezca mucho más espacioso.

En la cocina moderna es frecuente encontrar una isla de cocina que combina a la perfección dos estancias en una. Este tipo de elemento puede ser tanto una extensión de la zona de trabajo como un lugar para comer juntos. Los muebles de cocina deben ser ante todo funcionales y adaptarse a las necesidades de los miembros de la familia. Una solución muy habitual es encargar muebles a medida. Esta solución garantiza el máximo aprovechamiento del espacio disponible, aunque este sea problemático. Una cocina moderna también es muy atractiva desde el punto de vista estético. Los frentes lisos lucen de maravilla con las líneas rectas. Los colores incluyen el blanco clásico y el negro intenso.

modern

Fotomural "Winter mandala"

Diseño de interiores moderno: accesorios

Un interior moderno es un espacio donde el uso de cada uno de los elementos está bien justificado. La habitación es despejada, simétrica y expresiva. La disposición coherente y armoniosa se debe principalmente a los materiales nobles, la elegante forma de los muebles y los accesorios sofisticados. Se trata, por ejemplo, de las decoraciones de pared que marcan el carácter del interior. Perfectos para espacios modernos serán los cuadros abstractos, así como diversos motivos arquitectónicos o de Pop Art.

Los accesorios modernos incluyen jarrones de diseño, mesas de centro de alta calidad y lámparas de estilo. Las plantas en macetas de formas geométricas también serán perfectas. Cuando nos disponemos a decorar un ambiente moderno, merece la pena seguir el principio de "menos es más". Un exceso de accesorios, incluso de los que encajan perfectamente en el arreglo, puede crear un efecto de sobrecarga indesable. La mejor decoración de los interiores modernos es un espacio abierto y funcional, libre de cachivaches innecesarios.

modern

Fotomural "Geometric Disorder"

El estilo decorativo moderno se emplea cada vez más tanto en las casas como en los pisos pequeños. Es una escapatoria perfecta de la ostentación y el consumismo omnipresentes. Cuando decidas amueblar tu casa en estilo moderno, recuerda que la calidad de los elementos que componen el conjunto es mucho más importante que su cantidad.

;