miles de productos
alta calidad
instalación fácil
beneficios para los suscriptores
-50% en fotomurales El último día de la promoción La promoción acaba en: : :

Cuadros para la habitación de un niño

Filtros

Filtros

Tipo

Color

  • Ver más colores

    Menos colores

Número de piezas

Orientación

Estilo

  • Ver más estilos

    Menos estilos

Aplicar Filtrar
Ordenar

Ordenar por

  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4

Cuadros para la habitación del niño

Una habitación para nuestro hijo es un lugar donde encuentra armonía y descansa. Una parte muy importante de una habitación de un niño son las pinturas y los carteles que le permitirán organizar el interior a su manera única. Las imágenes con animales coloridos y sonrientes pueden ser un buen acento para la habitación de un niño en edad preescolar. Gracias a muchas variantes de color, puede ajustarlos a cualquier espacio de la pared: ranas y peces con el verde, leones con amarillo y naranja, y koalas con un color morado. Una ventaja adicional de las pinturas que representan el mundo de los animales y las plantas es su valor educativo. Gracias a esto, el niño se acostumbrará rápidamente a la naturaleza. Las imágenes relacionadas con intereses, como deportes o música, pueden ser adecuadas para un niño en la adolescencia. Los gráficos con motivos deportivos, por ejemplo, fútbol sobre un fondo de hierba verde, atraerán a los fanáticos de este deporte. Para los jóvenes fanáticos del automovilismo, recomendamos fotos de autos deportivos. La pintura brillante, el rastro de las ruedas en el asfalto y las carreras urbanas dan dinamismo al interior e inspiran a los niños a interesarse por la tecnología.

ver más ver menos

Cuadros para niños

Los niños en la adolescencia a menudo cambian de intereses.En esta etapa de la adolescencia, los gustos de la decoración de la habitación también cambian mucho.Por ejemplo, a los niños mayores de 16 años les pueden gustar las pinturas con motivos de fantasía.Personajes míticos, animales y monstruos mirarán al joven y le recordarán sus novelas o juegos favoritos. Es una excelente opción para un fanático del mundo de fantasía y accesorios inusuales. La ventaja decisiva de estos gráficos inusuales es que encajan muy bien en paredes de un solo color. Las imágenes con un mapa del mundo o con subtítulos de libros o canciones de músicos famosos también pueden encajar muy bien en la habitación del niño. Los carteles con temática de mapas desarrollan la imaginación de un joven y le permiten viajar por el mundo utilizando su imaginación y gráficos coloridos. Por otro lado, los lienzos con inscripciones son un concepto interesante que diversificará el interior. Los textos de motivación colgados en la habitación del adolescente lo inspirarán a nuevas aventuras y trabajos. Los cuadros con inscripciones serán perfectos para interiores minimalistas, especialmente cuando estén enmarcados en marcos negros.