Estilo escandinavo es actualmente el estilo más popular en el diseño de interiores. La idea principal de esta tendencia es la simplicidad, funcionalidad y un cabezada a los materiales naturales. Una de las mayores ventajas de estilo escandinavo es bajo precio de los materiales y de los muebles. El blanco y madera omnipresente, tejidos naturales como el lino o lienzo. Espacios grandes y luminoso, muebles de madera en bruto o con elementos metálicos, colchas de lana y alfombras tejidas. Un rasgo característico de este diseño es el gran número de cuadros en las paredes con los elementos de la tipografía. En el interior escandinavo no pueden faltar candelabros, lámparas, botellas de vidrio de colores y cestas de mimbre de buen gusto.