Otoño es la mejor estación para hacer senderismo en las montañas: la naturaleza luce una gama de colores otoñales increíbles, los últimos rayos de sol atraviesan las ramas doradas y rojizas... Pero, durante los días de lluvia, cuando el tiempo no nos acompaña y trekking al aire libre no parece una buena idea, con poco esfuerzo podemos llevar la atmósfera de la montaña a nuestros hogares. Hoy compartimos una idea creativa que puedes hacer para divertirse con tus hijos sin salir de casa: decoración de pared para niños con montañas. Usando restos de papel pintado, crea picos de colores en las paredes e ilumina las tardes otoñales. ¡A trabajar!

Vas a necesitar:

  • restos de 3 papeles pintados diferentes
  • regla
  • tijeras o un cúter
  • lápiz
  • cintas adhesivas decorativas
  • vinilos de pared con temas de naturaleza(aquí: mariposas)
montañas en pared
montañas en pared

¿Cómo se hace?

1. Antes de comenzar la actividad, prepara todos los materiales necesarios. Asimismo, limpia y alisa la pared donde se va a colocar la decoración.

2. Mide con la regla las formas que quieres que tengan las montañas y dibuja sus figuras en papel pintado.

3. Recorta las montañas.

4. Pega las formas en la pared.

5. Decora los bordes de las montañas con cintas decorativas y, en algunos lugares, coloca las pegatinas de pared de naturaleza: nosotros hemos optado por el motivo de mariposas.

6.¡Excelente trabajo!

Incluso cuando hace mal tiempo, existen alternativas para pasarlo bien. Puedes, por ejemplo, decorar tu casa de manera poco convencional. Queremos animarte a que hagas un proyecto DIY creativo que te permitirá darle carácter a tu espacio o personalizar la decoración infantil.

Elige un papel pintado para proyectos de decoraciones creativas