Dime cómo vives y te diré quién eres: la imagen de nuestras casas revela más sobre nosotros de lo que creemos. Son las decisiones decorativas que tomamos las que añaden un significado adicional al espacio donde vivimos y lo llenan de vida. ¿Cómo personalizar la casa rápidamente y por costos reducidos? Conozca 5 propuestas decorativas que te ayudarán a darle un toque singular a tu casa.

1. Crea un rincón para ti

¿Cómo te relajas mejor? ¿Con un libro, resolviendo crucigramas, escuchando música, tomando una taza de té o con una copa de un un buen vino? Todos merecemos tomarnos tiempo solo para nosotros, por eso, te recomendamos que dediques un rincón único donde relajarte. Con un sillón cómodo, una lámpara de pie que proporciona una iluminación adecuada y con una mesita dónde poner todos los objetos imprescindibles, logramos crear un ambiente acogedor. Y si quieres gozar de una atmósfera más íntima, separa el rincón del resto de la casa con un biombo de un estampado bonito. Ahora basta con añadir unos detalles que estimulan el descanso: unas velas, una música relajante, para que tu lugar se convierta en el escenario perfecto para disfrutar de tu tiempo a solas.

2. Dales el toque personal a los muebles

En la época de tantos espacios interiores clónicos e idénticos que se copian de catálogos, vale la pena que marques tu personalidad en la decoración de tu casa para que no carezca de su carácter propio. Si te sientes creativo, intenta restaurar o reciclar los muebles que ya tienes. Hay maneras baratas y rápidas de cambiar la apariencia de un mueble: pintar, forrar con papel pintado, tapizar de nuevo, añadirle molduras de yeso, pomos o acabado natural p.ej. de corcho. Así, consigues darle un cambio de aire a tu decoración, pero también creas una pieza singular e irrepetible. A veces, basta con un solo detalle para cambiar por completo la imagen o el estilo del espacio. ¿Tal vez te inspire nuestro proyecto en el que hemos renovado una silla de madera con el uso de papel de pared?

3. Pasiones pasan a primer plano

Las aficiones nos impulsan a actuar, fomentan nuestro desarrollo personal y determinan nuestro carácter. ¿No te imaginas la vida sin deporte? ¿Eres un alma libre apasionada de los viajes y deseas explorar nuevas tierras? ¿Quizás lo qué más te gusta es el baile y la música? Enseña a todo el mundo qué es lo que te hace feliz e introduce a la decoración unos acentos relacionados con tus pasiones. Por ejemplo: un fotomural de paisaje que representa tu destino de ensueño o un mapa para marcar los sitios que has visitado encajarán con cualquier estilo decorativo, siendo una motivación para emprender nuevos proyectos. Y un cuadro con siluetas de bailarines le dará un toque artístico a tu estancia, recordándote que ""cuando bailas, puedes disfrutar el lujo de ser tú mismo.

papel pintado reciclaje creativo
cuadro ballet

Ballet (Collection)

Cuadro en lienzo nr: 117079

Ver

4. Rodéate de las sentencias que expresan tu enfoque hacia la vida

Todos a veces nos topamos con un pasaje que nos atrae mucho y nos hace reflexionar. Los lemas con los cuales nos identificamos expresan quiénes somos y muestran nuestra verdadera identidad. Además, siempre es bueno que te rodees de unos mensajes positivos que te ayuden a creer que tus sueños pueden hacerse realidad. Pinta la pared con pintura de pizarra y rellénala con regularidad con los frases que significan mucho para ti. Sería también una buena idea animar a tus familiares a que compartiesen sus pensamientos y lemas en la pizarra: la pared decorada de esta manera reflejará la personalidad e individualidad de cada miembro del hogar. Y la opción más sencilla es apostar por unos pósteres o láminas de frases, porque los dibujos combinados con una bonita tipografía no solo expresan lo que queremos decir, sino también tienen alto valor estético.

5. Cuenta tu historia con fotos

Los momentos inmortalizados con las fotos y colocados en la pared hacen que la casa respire con vida propia. Si tu estilo decorativo es el minimalismo, limítate a unas cuantas fotografías en marcos simples. Las fotos en blanco y negro o en sepia aportan elegancia y carácter sentimental al espacio. A su vez, la galería de pared compuesta por fotos de colores, enmarcadas con distintos tipos y tamaños de marcos, avivará cualquier espacio y represetará los recuerdos más especiales en forma de un collage familiar. También puedes exponer las fotos, pinchándolas en un tablero de corcho en cuyo estampado se ven unos marcos para fotos: es una solución muy conveniente que te permitirá cambiar la decoración de manera rápida y frecuente.

¿Cuál de estas propuestas te parece mejor? ¿Cómo expresas tu estilo único y tu individualidad mediante la decoración de la casa? ¡Esperamos tus ideas!

Resalta tu estilo propio con las decoraciones de pared