Es todo un desafío mantener el orden en una casa donde viven niños. Los juguetes esparcidos por el suelo, prendas, libros, envases y otras cosas por todas partes, un caos en el que se desdibujan los límites entre las estancias y toda la casa acaba convirtiéndose en una habitación infantil. ¡Y no tiene que ser así! Basta establecer unas simples reglas de limpieza en casa para inculcar el hábito del orden en los niños.

decoración de cuarto infantil
cuadro infantil habitación de bebé unicornio

Isolated cute watercolor unicorn clipart

Cuadro en lienzo nr: 173918205

Ver

1. Lo que se aprende en la cuna...

Cuanto antes empieces a enseñar a los niños a limpiar, mejor. Los pequeños no saben diferenciar lo que está desordenado de lo que está arreglado, por eso, debemos ir imponiéndoles, poco a poco, la idea del orden. Un buen punto de partida es empezar en el propio mundo de los peques: siempre recoger todos los juguetes cuando terminen de jugar. Si no impones esta estrategia desde el principio, y luego, cuando se hagan mayores, cambias tu actitud, estableciendo unas reglas más estrictas, el niño estará confuso y le será más difícil adoptar buenos hábitos.

2. ¡Sé un ejemplo a seguir!

Los niños aprenden por imitación y los padres son su modelo más importante. Si sabes cómo mantener la casa limpia y ordenada, mostrarás a tu niño que sigues las reglas que se deben seguir. Es un comportamiento que primero debemos exigir de nosotros mismos para poder educarles a los demás con un buen ejemplo. Y si no eres consecuente con las tareas de limpieza, tu niño o niña no te hará caso cuando le pides que ordene su cuarto.

decoración de cuarto infantil
vinilo de pared huellas de pata

Footsteps

Vinilo de pared nr: 98987

Ver
decoración de cuarto infantil
cuadro infantil dibujo y texto

Dream big

Cuadro en lienzo nr: 159567383

Ver

3. No lo dejes solo en la tarea

No de órdenes como "Limpia tu cuarto", "Recoge los juguetes" para luego dejar al niños solo en la tarea. Ayúdale al principio, enséñale cómo hacerlo, es importante que el niño sienta que sus padres lo apoyan. Además, los peques a menudo se distraen al ordenar y no terminan lo que se les pide. Por eso, organiza los juguetes con tu hijos. Puedes preparar cajas temáticas personalizadas para que tu peque tenga claro dónde va cada juguete: bloques con bloques, peluches con peluches, libros con libros. Eso lo enganchará a ordenar.

4. Enséñale cómo el desorden afecta la vida

Es clave que tu hijo o hija entienda el sentido y objetivo de lo que se le está solicitando. Enséñale que en el orden se vive mejor, y que se puede disfrutar más tiempo de las cosas favoritas. Si cada juguete tiene su sitio, es fácil al buscar, no se rompe ni deteriora ni se pierde.

5. ¡Jugar a limpiar!

Ni gritos, ni castigos, tampoco enfados nos ayudan a convencer a nuestros hijos que se vuelvan ordenados. Como los padres astutos bien saben, enseñar a través de juego tiene más potencial. ¿Cómo plantearles unas actividades divertidas que animen a limpiar? - Podemos comprarles una escobilla y un recogedor u otros juguetes que se asocien con limpieza. O jugar al ordenar juguetes o ropa por tamaños, colores, clases. O introducir un elemento competitivo, por ejemplo, una competición de velocidad de limpieza o un sistema de puntos por buena conducta. Por cada victoria o tarea realizada el niño o niña recibiría puntos que luego podría canjear por un premio atractivo.

¡En bimago encontrarás las decoraciones ideales para la habitación infantil!