fot. Recuerdos inolvidables: así empezamos en 2004
Si nos hubieras visitado hace 13 años, cuando por primera vez nos pusimos manos a la obra en Bimago, te habrías dado cuenta que tanto el taller como las oficinas se agolpaban en un pisito del fundador de la empresa. Éramos pocos, no había equipos. Pero había tres jóvenes artistas con cabezas llenas de ideas de cómo hacer que el mundo sea un mejor lugar. O por lo menos un lugar más bonito. Nuestros primeros cuadros los pintábamos solo a mano, colgándolos en las paredes para que se secasen. Después organizábamos el transporte internacional, para sorpresa de los vecinos no acostumbrados a tener un taller de pintura en la puerta de al lado.
fot. Una foto de nuestro estudio de pintura. ¡Trabajo en plena marcha!
Muy pronto llegó el momento en que el número de pedidos empezó a crecer. La producción se planeaba con un mes de antelación, los pintores trabajaban sin descanso, viviendo tan sólo de pizza y de buena palabra de los especialistas en logística que enviaban los paquetes. Finalmente, podemos permitirnos comprar las primeras impresoras. Nos entusiasmábamos como niños, siendo capaz de diseñar modelos de los cuadros digitales. Para encontrar sitio para la nueva maquinaria (el comienzo de nuestro parque tecnológico), 8 meses tras la entrada en el mercado, la empresa se trasladó a una nueva sede en la calle Krakowska en Wroclaw, donde estamos hasta hoy. Desde entonces la superficie de nuestras instalaciones ha aumentado casi diez veces.
fot. Departamento de Diseño en su oficina. ¡Los fotomurales de Bimago son una decoración obligatoria! :)
Desde el arranque contamos con un equipo internacional muy comprometido, por eso nuestro enfoque siempre era global, no nos limitábamos a un solo país. Al principio, la mayor parte de los cuadros de Bimago llegaba a los hogares de nuestros vecinos alemanes. Hoy la marca funciona en 17 países donde atiende en 11 idiomas y nuestras decoraciones llegaron ya a más de 40 países de todo el mundo, incluso a unos lugares tan lejanos como Brasil o Congo. Últimamente hemos establecido nuestro récord, enviando un pedido a Australia, a la distancia de 14.000 km.
fot. Parque tecnológico de Bimago.
Hemos recorrido un largo camino: de la compañía de arranque en un pequeño apartamento a una empresa internacional con alcance global. ¡En 2017 nuestro equipo de más de 250 personas está trabajando en oficinas y naves de una superficie total de 3000 m²! Hemos diseñado ya más de 16.000 modelos originales y nuestros impresoras están siempre listas para imprimir un cuadro, fotomural o vinilo que solicitas. ¡Estamos seguros de que en Bimago encontrarás una decoración perfecta para tu hogar y esperamos darle la bienvenida como uno de los 550 000 clientes satisfechos!

DISEÑOS Y TÉCNICAS DE AUTOR

Cuadro impreso, pintado a mano o hecho en una tecnología desarrollada exclusivamente por Bimago: Premium Print ®; modelos propios de nuestros diseñadores gráficos talentosos.

MONTAJE MUY FÁCIL

Gracias al diseño inteligente de los productos, los podrás colocar sin esfuerzo. Los cuadros te llegan montados en los bastidores, fotomurales: en un material fácil de pegar, y vinilos: estampados en una película cómoda.

ENCONTRAREMOS UN LENGUAJE COMÚN

¿Hablas solo sueco? Relájate, ¡seguro que nos entenderemos! Atendemos en 11 idiomas, incluyendo sueco, portugués y holandés.

LA ELECCIÓN ES TUYA

¿Un bastidor más grueso, otra técnica, un tamaño más grande? No hay problema: selecciona las características que mejor se adapten a tu hogar.

TIENDA DE CONFIANZA

En Bimago haces compras seguras con cifrado SSL. Además, enviamos por una mensajería ya probada y tienes 30 días para la devolución. ¡Y siempre cuentas con el servicio de atención al cliente!

ENVÍO A CADA PAÍS DEL MUNDO

Hasta ahora hemos entregado los productos a más de 40 países. Con mucho gusto aumentamos esta lista con tu ayuda - ¿dónde quieres recoger tu pedido?